Movilidad sostenible: beneficios para el ambiente de la ciudad y la prevención frente al COVID-19

  • 14/06/20

  • Lima Metropolitano

Lima cuenta con alrededor de 8.5 millones de habitantes y se estima que incrementarán a 13 millones en el 2030. Ello significará un crecimiento exponencial de viajes diarios y un aumento en la demanda de infraestructura para responder a la necesidad de la población de movilizarse.

El contexto actual por la pandemia del COVID-19 ha propiciado que más personas utilicen vehículos alternativos, como bicicletas, patines, scooters, entre otros, para desplazarse de un lugar a otro, pues esta práctica los ayuda a mantener el distanciamiento social. En vista del incremento en el uso de transportes no motorizados, los municipios capitalinos vienen impulsando diversas iniciativas para promover una movilidad sostenible.

¿Qué es la movilidad sostenible?

La movilidad sostenible es una forma de transporte que mejora la salud, el ambiente, la calidad de vida de las personas y que, a su vez, estabiliza el cambio climático en las ciudades (Banco Mundial, 2017). Esto implica hacerle frente a las desigualdades en el acceso al transporte digno, prevenir los accidentes de tránsito, disminuir el uso intensivo de combustibles fósiles, reducir las emisiones masivas de gases de efecto invernadero, así como la contaminación atmosférica y acústica ocasionada por el parque automotor.

La movilidad sostenible también debe comprender las variables de costo y tiempo de los usuarios que utilizan el transporte público u otro medio alternativo de transporte, además de proporcionar los servicios necesarios para dar prioridad al traslado de los peatones, ciclistas y usuarios de transporte público, quienes podrían completar sus recorridos con mototaxis, combis, taxis, bicicletas públicas, micromovilidad, entre otros.

Beneficios

A nivel ambiental, los beneficios son múltiples, pues con la reducción del número de vehículos particulares en circulación se disminuiría la concentración de material particulado fino (PM2.5) y las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del transporte. De igual forma, se reducirían las altas concentraciones de dióxido de carbono (CO2) que provocan la reducción de la fotosíntesis en las plantas, proceso por el cual se purifica el aire de nuestra ciudad.

Asimismo, el optar por vehículos alternativos disponibles en casa, como las bicicletas, patines, scooters, entre otros, no solo se disminuiría la contaminación atmosférica de la ciudad, también se reducirían las probabilidades de complicaciones respiratorias para las personas contagiadas de COVID-19, ya que se ha comprobado que el riesgo se incrementa con altos niveles de contaminación en el aire.

Otro beneficio de la movilidad sostenible es el impacto positivo para la salud que trae consigo el esfuerzo físico de manejar bicicleta o caminar. De igual manera, esto permite evitar los espacios de aglomeración, como los buses o taxis.

La apuesta de la Municipalidad de Lima por la movilidad sostenible

A la fecha, Lima cuenta con una red de ciclovías en funcionamiento de 227 km, 46 de ellos son ciclovías emergentes impulsadas por la comuna limeña, la cual proyecta construir 21 km más en el corto plazo.

A través de diversos programas municipales y campañas, que llegaron a 3’426,580 ciudadanos, se logró incentivar el uso de la bicicleta para disfrutar los diferentes espacios libres de autos que ofrece la capital. Además, a través de la Escuela de Ciclismo Urbano, especialistas de la Subgerencia de Transporte No Motorizado dictaron clases gratuitas de manejo de bicicleta. En total, enseñaron a 6,247 personas a usarla correctamente.

Durante los domingos de enero, febrero y marzo del 2021, gracias al programa Al Damero de Pizarro sin Carro, que busca recuperar espacios públicos y fomentar el transporte alternativo, 383,407 vecinos disfrutaron de diferentes actividades al aire libre y sin autos en 68 manzanas del Centro Histórico.

Finalmente, como parte de los estudios que sirven de insumo para formular mejores políticas que promueven la movilidad sostenible en la ciudad, se cuenta con el estudio técnico de plan piloto de peatonalización elaborado por la Municipalidad de Lima y el Grupo de Liderazgo Climático (C40), y se están desarrollando diversos estudios, como el costo de externalidad de emisiones vehiculares, la medición de la calidad del aire en ciclovías y otro basado en mototaxis eléctricas.

Hoy más que nunca es importante que se sigan emprendiendo acciones que promuevan uno de los aspectos más importantes de la movilidad sostenible y que disminuyan la posibilidad de contagio de COVID-19: el transporte alternativo.

Tú también puedes contribuir a la movilidad sostenible en nuestra ciudad sumándote a los proyectos mencionados u optando por medios de transporte alternativos. Movilicémonos juntos pensando en el ambiente y en nuestra salud.

Powered by: ONE CONCEPT

© 2022 A movernos All Rights Reserved